Trastornos depresivos o del estado del ánimo.

Home / Psicoterapias / Terapia para adultos / Trastornos depresivos o del estado del ánimo.

La depresión mayor es un trastorno del estado de ánimo. Los estados depresivos que presenta cada persona varían en gravedad, en función del tiempo que se llevan padeciendo, de las áreas de la vida afectadas, de los apoyos sociales con los que se cuentan, del número de síntomas y el grado de malestar percibido.

Con una psicoterapia eficaz podrás vencer la depresión. Analizaremos y modificaremos las creencias y pensamientos que te impiden avanzar, así como las emociones y los aspectos que intervienen en el mantenimiento de la misma.

Los síntomas de la depresión mayor deben aparecer durante al menos 2 semanas, y son:

  • Disminución importante del interés o del placer en las actividades cotidianas durante la mayor parte del día.
  • Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Tristeza, sentimientos de vacío, desesperanza.
  • Pérdida del apetito y del peso o aumento del mismo.
  • Fatiga o pérdida de energía.
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad.
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse.
  • Pensamientos de muerte recurrentes, ideas suicidas con o sin plan determinado para llevarlas a cabo.
  • Sentimientos de abandono, de no ser comprendido/a, o de no ser querido/a.
  • Cambios en el sueño, tanto por exceso como por defecto.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor.

Distimia.

Se puede decir que la distimia es una forma de depresión “crónica’’ o mantenida en el tiempo, al menos durante dos años para poder efectuarse su diagnóstico. Aparece un estado de ánimo triste, melancólico, pero no se cumplen todos los criterios diagnóstico para una depresión mayor.

La distimia se puede conceptualizar como una depresión de larga duración con carácter depresivo leve, no por ello las personas que la sufren no dejan de pasarlo mal. Síntomas relacionados con la distimia:

  • Estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día, presente más días de los que está ausente.
  • Baja autoestima.
  • Insomnio o hiperinsomnia.
  • Poca energía o fatiga.
  • Falta de concentración o dificultad para tomar decisiones.
  • Sentimientos de desesperanza, pesimismo.
  • Poco apetito o sobrealimentación.

En psicoterapia podremos analizar y modificar las creencias y pensamientos que te impiden avanzar, así como las emociones y los aspectos inconscientes que intervienen en el mantenimiento del trastorno depresivo.