Causas de la falta de deseo sexual.

Las causas de la falta de deseo sexual dentro de una pareja pueden deberse a dinámicas dentro de la relación de pareja, o a causas que afectan a una de las personas que la forman.

Algunas de las causas que afectan el deseo sexual de una persona son:

  • La ansiedad puede causar falta o inexistencia de deseo sexual, así como la depresión o atravesar periodos de mucha tristeza.
  • El estrés laboral, un ritmo de vida acelerado, provocan que no se tenga tiempo suficiente para contactar con el deseo sexual.
  • Una muerte cercana puede hacer que nos sintamos tristes, lo que nos aleja del deseo sexual. En ocasiones la persona que atraviesa un duelo puede también sentirse culpable si se ocupa de su deseo.
  • La insatisfacción con la imagen corporal puede hacer que no te sientas sexy o atrayente para tu pareja, lo que lleva a inhibir el propio deseo.
  • Tener baja autoestima también provoca la inhibición del propio deseo, ya que puedes sentirte “no suficiente” para tu pareja.
  • Una rígida o pobre educación sexual puede hacerte sentir inseguridad a la hora de mantener relaciones sexuales, lo que te lleva a evitar desarrollar tu deseo sexual.

Las causas de la falta de deseo sexual también pueden estar en la pareja. Dinámicas o conflictos no resueltos pueden hacer que el deseo sexual desaparezca:

  • La existencia de una infidelidad y el dolor causado por ésta pueden hacer que el deseo se disipe.
  • Las constantes discusiones no favorecen que surja el acercamiento.
  • Una relación de poder desigual puede estar interfiriendo en la vivencia del propio deseo y en la expresión del mismo.
  • Pobre comunicación sexual: miedo, vergüenza, pudor a expresar el deseo y las fantasías sexuales.
  • No dedicarle tiempo a la relación de pareja y a sus diferentes áreas crea un desequilibrio en la relación que puede aparecer como falta de deseo.
  • Caer en la rutina de lo cotidiano y en una rutina sexual empobrecen la vida de pareja, y por tanto también la vida sexual.

Tanto si las causas son individuales como de la pareja, es importante no esperar mucho para encontrarles solución, ya que mantener los problemas en el tiempo suele desgastar más la relación.

Cuando las causas vienen por parte de una persona, es importante trabajar también cómo está afectando a la pareja, ya que ambas formáis la relación. Por lo que los beneficios de la terapia serán para la relación de pareja.