4 Consejos para disminuir el comer emocional

4 Consejos para disminuir el comer emocional

  1. Tomate un tiempo, antes de las comidas para decidir qué vas a comer y en qué cantidad.
  2. Presta atención a lo que estas comiendo: sabor, textura, olor, tacto. La televisión, el móvil, suelen desconectarte de lo que estas comiendo, lo que produce que no seas consciente de qué comes y en qué cantidad.
  3. Comer despacio y saboreando provoca que seas consciente de cuando se acerca tu punto de saciedad. Si tienes la atención dividida, por ejemplo viendo la tele, es fácil que te pases de tu nivel de saciedad y comas más de lo necesario.
  4. Si tras sentir ansiedad, vergüenza, culpa, soledad, aburrimiento Tienes gran necesidad de comer detente unos minutos para reflexionar la causa de tu emoción, ¿Qué ha pasado para qué te sientas así?, ¿Con quién te ha pasado? Puedes contárselo a alguien y sentirte acompañado/a, tomarte unos minutos para realizar ejercicios de relajación: respiraciones, yoga, etc. Si decides comer ten en cuenta los puntos anteriores para tomar más consciencia sobre la ingesta.

No te sientas solo o sola con el hambre emocional. Las personas recurrimos a este tipo de dinámicas a falta de desarrollar otras más saludables que permitan canalizar las emociones.

Si te gustaría cambiarlo siempre puedes consultarme.

Analizaremos qué factores despiertan tu hambre emocional para así tener control sobre los mismos y poder aprender a canalizar y elaborar tus emociones sin necesidad de recurrir a la comida.